Seleccionar página

A día de hoy, un estudio de arquitectura que quiera ser realmente competitivo debe implementar la tecnología BIM 3D en todos sus procesos, mediante herramientas de software como BIM 360 de Autodesk. El uso de modelos en tres dimensiones no solo es ya un requisito en la mayor parte de licitaciones y concursos públicos, también es una petición cada vez más frecuente entre los propietarios, que quieren estar informados en todo momento de la evolución del proyecto y visualizar el resultado final con mayor precisión y realismo.

 

Dejar atrás el 2D y adoptar un enfoque BIM 360, una apuesta segura

El diseño bidimensional es ya cosa del pasado. Es cierto que la transición a software como BIM 360 requiere de un periodo de formación y aprendizaje, pero sus ventajas lo compensan con creces.  Adaptarse a los flujos de trabajo de BIM permite a los estudios de arquitectura acelerar los procesos de diseño y ser más eficientes.

De hecho, según datos de Boston Consulting Group, “la implementación de soluciones tecnológicas en la nube puede optimizar el coste del ciclo de vida del proyecto en un 15% y reducir el tiempo de construcción en un 30%”.

 

Equipos más coordinados y colaborativos con BIM 360

Una de las mayores ventajas que ofrece BIM 360 es un modelo de trabajo 100% colaborativo. El éxito de un proyecto radica en gran parte en la capacidad de colaboración de los equipos que participan en el proceso de diseño. A menudo, estos profesionales no se encuentran en el mismo lugar, por lo que contar con software basado en la nube que les permita trabajar conjuntamente en un único diseño –a cualquier hora y desde cualquier punto del planeta– es una prestación a tener muy en cuenta.

Herramientas como BIM 360 Docs también facilitan la consulta de documentos en tiempo real, de modo que todas las personas que trabajan en un proyecto puedan acceder a los planos más actualizados en todo momento, sin necesidad de descargar archivos muy pesados. 

A nivel de organización de equipos y gestión de proyectos, BIM 360 también permite a los administradores definir a qué nivel y carpetas dentro de un proyecto tiene acceso cada profesional, así como supervisar las tareas finalizadas o en proceso, en cualquier momento. Estas opciones de organización y monitorización se traducen en una reducción notable de errores y riesgos.

 

 

Modelos BIM 3D que seducen al cliente

El incremento de satisfacción de los clientes es otro de los efectos secundarios de la implementación de software BIM 360. Y es que, antes de contratar a un estudio o empresa constructora, muchos propietarios requieren ver una propuesta de diseño en tres dimensiones, o incluso muestran a las empresas un modelo 3D de su agrado en el que inspirarse.

Con software como BIM 360 es muy fácil dar respuesta a estas necesidades, así como anticiparse a imprevistos en las etapas más iniciales de un proyecto. Por ejemplo, si una compañía recibe el encargo de diseñar un parque de bomberos, el cliente puede mostrar a los profesionales que trabajarán en dicho parque un modelo generado con herramientas BIM 3D. Puesto que los bomberos conocen a la perfección los requisitos que debe de tener su lugar de trabajo, estos pueden observar un detalle que no se había contemplado en un primer momento (como incorporar un espacio para almacenar un material determinado) y notificarlo a los arquitectos para que incorporen su feedback al diseño.

Además, a la hora de convencer a un potencial cliente y transmitir la finalidad de un diseño, es innegable que la presentación de una espectacular visualización en 3D puede ser mucho más persuasiva que un frío dibujo bidimensional. Según datos de Dodge Data & Analytics, el 91% de los propietarios de proyectos dicen que las herramientas de BIM han aumentado su capacidad de entender los diseños de los arquitectos.

 

 

Infórmese aquí acerca de cómo el software para arquitectura, ingeniería y construcción Autodesk puede ayudarle a acelerar la entrega de proyectos y reducir los riesgos del contratista.